Indro Montanelli – Memorias de un periodista – Testimonio recogido por Tiziana Abate.

Atilio Pentimalli Melacrino ha hecho una magnifica traducción de un libro imprescindible para conocer mejor la figura del maestro Montanelli. El libro es un testimonio recogido por la periodista Tiziana Abate, fruto de ocho años de conversaciones con él. Trabajo con  Montanelli en Il Giornale y también en La Voce.

Tuve la fortuna de conocerlo en Italia, cuando recorría las redacciones de Milán en mis años jóvenes, llevando alguna que otra nota de prensa para que me la publicaran. Conocer a Indro Montanelli fue sentir que también a mí el periodismo me escogía. La primera vez que lo vi fue  en la redacción de vía Negri; la profundidad de su mirada me estremeció, la llevaba cargada de verdad.   Indro Montanelli ha sido un ser humano de una estatura grandísima, sobre todo por haberse mantenido siempre fiel a sus principios. El libro inicia con unas palabras que hacen intuir la medida de su vocación: “Desde que empecé a pensar, estuve convencido de que iba a ser periodista. No había otra elección. Yo no he decidido nada. El periodismo decidió por mí. Y ésta ha sido una de mis tantas muestras de mi buena suerte, dado que todo lo que he hecho se lo debo especialmente a mi aliado de siempre: el azar. A Emilio Cecchi le debo, en cambio, el consejo que ha merecido ser el más valioso de mi carrera: “Recuerda que los periodistas son como las mujeres de la calle: mientras estén allí les va muy bien y hasta pueden llegar a ser alguien. Lo malo es cuando se les mete en la cabeza querer entrar en la sala…”

En italiano leí: “Soltando un giornalista”  En España, en 2003 compre esta edición de RBA.