San León Magno – Philippe Henne – PALABRA – 187 páginas –

El pontificado (440-461) de León no solo fue el más largo del siglo V, sino también uno de los más gloriosos, aunque no exento de revueltas sociales, teológicas y eclesiales. Por su labor como pastor, ha sido el primer papa que ha merecido pasar a la historia con el apelativo de “magno”. Philippe Henne escribe esta biografía a partir de sus cartas, en lo que pudiéramos llamar “autobiografía epistolar”. Gracias a estas, conoceremos los acontecimientos históricos de la época, el ambiente de la Roma del siglo V, las normas y costumbres eclesiásticas, el estado moral y espiritual de las comunidades cristianas (de Oriente y Occidente), su propio pontificado, y los temas tan variados que afrontó: doctrinales, pastorales, jurídicos y morales

En la misma ciudad de Roma, León centrará su atención sobre la asamblea de Italia y sobre la Galia. El Oriente no está ausente de sus preocupaciones. Sorprende todavía más su gran capacidad para dominar una infinidad de tramas y conflictos. Mientras que los hunos arrasan las ciudades del norte de Italia, el obispo de Roma responde con paciencia y moderación a las sutiles maniobras de sus colegas griegos y egipcios. En el 451, tiene lugar el concilio de Calcedonia. El año siguiente, Atila se presenta a las puertas de Roma. Pero, sobre todo, León es un hombre de Dios: su fe es tan simple como profunda.

Philippe Henne, O.P., ha sido investigador en la Universidad de Friburgo (Suiza) y en la Escuela bíblica de Jerusalén, y actualmente es profesor en la Universidad católica de Lille, en Francia. Es autor de numerosos artículos y libros sobre la Antigüedad cristiana, entre los que destacan, además de la presente obra sobre San León Magno, sus biografías de San Jerónimo, Gregorio Magno y una Introducción a Hilario de Poitiers y otra a Orígenes.

El pontificado (440-461) de León no solo fue el más largo del siglo V, sino también uno de los más gloriosos, aunque no exento de revueltas sociales, teológicas y eclesiales. Por su labor como pastor, ha sido el primer papa que ha merecido pasar a la historia con el apelativo de “magno”. Philippe Henne escribe esta biografía a partir de sus cartas, en lo que pudiéramos llamar “autobiografía epistolar”. Gracias a estas, conoceremos los acontecimientos históricos de la época, el ambiente de la Roma del siglo V, las normas y costumbres eclesiásticas, el estado moral y espiritual de las comunidades cristianas (de Oriente y Occidente), su propio pontificado, y los temas tan variados que afrontó: doctrinales, pastorales, jurídicos y morales

En la misma ciudad de Roma, León centrará su atención sobre la asamblea de Italia y sobre la Galia. El Oriente no está ausente de sus preocupaciones. Sorprende todavía más su gran capacidad para dominar una infinidad de tramas y conflictos. Mientras que los hunos arrasan las ciudades del norte de Italia, el obispo de Roma responde con paciencia y moderación a las sutiles maniobras de sus colegas griegos y egipcios. En el 451, tiene lugar el concilio de Calcedonia. El año siguiente, Atila se presenta a las puertas de Roma. Pero, sobre todo, León es un hombre de Dios: su fe es tan simple como profunda.

Philippe Henne, O.P., ha sido investigador en la Universidad de Friburgo (Suiza) y en la Escuela bíblica de Jerusalén, y actualmente es profesor en la Universidad católica de Lille, en Francia. Es autor de numerosos artículos y libros sobre la Antigüedad cristiana, entre los que destacan, además de la presente obra sobre San León Magno, sus biografías de San Jerónimo, Gregorio Magno y una Introducción a Hilario de Poitiers y otra a Orígenes.